Dina 1 year ago
Dina

Atención de várices, ¿por estética o por salud?

Los problemas de várices se presentan más comúnmente de lo que imaginamos, pero muchas veces se pone atención más por estética que por salud. Esto debido a que las mujeres son el género que más sufre por várices a diferencia de los hombres, y a que nos preocupa más que a ellos el aspecto de nuestras piernas, tobillos y pies, las zonas en donde son más frecuentes.

Esa especie de várices notables de color azul o rojo oscuro, que parecen formar una especie de árboles o raíces de venas, es bastante desagradable, aunque en la mayoría de los casos los síntomas que presentan son leves y fáciles de tratar. Sin embargo, cuando el problema de várices se agrava en algunas personas, es necesario su tratamiento médico inmediato.

¿Qué son las várices?

Son venas superficiales que se han hinchado en exceso debido a la acumulación anormal de la sangre en ellas. Esto pasa cuando las válvulas al interior de las venas funcionan deficientemente y no circula correctamente la sangre a través de ellas en dirección al corazón. Cuando las válvulas no se cierran completamente ante el flujo de sangre, esta regresa, se acumula y provoca la dilatación de las venas.

Por este motivo es más común que las várices se presenten más en las extremidades inferiores. Al ir la sangre hacia abajo, la sangre debe circular en contra de la gravedad para fluir hasta arriba y pasar por el corazón. Con las válvulas débiles o cuando las venas han perdido elasticidad, se produce una especie de reflujo sanguíneo.

Las várices también pueden aparecer en las ingles, la zona del esófago, la cara, el ano (hemorroides) y los testículos, aunque son menos frecuentes.

¿Qué causa las venas varicosas?

El desgaste de las válvulas de las venas es la causa más frecuente causado por la edad. A partir de los 50 años, el riesgo de padecer várices en las piernas se multiplica, más para las mujeres que para los hombres.

El sedentarismo o el mal hábito de dormir mucho también pueden desencadenar la aparición de várices. La falta de ejercicio y el bajo tono muscular hace que se debiliten las válvulas que impiden que la sangre regrese. Algo similar ocurre en personas que pasan muchas horas de pie en la cotidianidad.

La obesidad provoca unas piernas más grandes de lo normal y estas necesitan un flujo superior de sangre y cuando la sangre se acumula en las venas, produce sobrecarga, hinchazón y desgaste.

En el embarazo también es común que se presenten las várices, pero son inflamaciones leves y suelen desaparecer poco después del parto. Los anticonceptivos también pueden producir las arañas vasculares pues favorecen la retención de líquidos, pero no son graves.

Finalmente, los antecedentes familiares de várices o trombosis (coágulos sanguíneos), las cirugías en las extremidades inferiores, presión arterial alta, colesterol elevado y tabaquismo, son otras de las posibles causas de várices en las piernas y en otras zonas del cuerpo.

Principales síntomas de las várices

Cuando las várices no son muy visibles o no están muy hinchadas las venas, algunos síntomas se relacionan directamente con esta dolencia o incomodidad, los más comunes son los siguientes.

  1. Pesadez de piernas
  2. Hinchazón
  3. Calambres en muslos y pantorrillas (especialmente por la noche)
  4. Picazón
  5. Edemas
  6. Piel seca, irritada y escamosa
  7. Dolor de piernas
  8. En casos graves pueden formarse heridas en la piel
  9. Úlceras venosas
  10. Sangrado

Tratamiento contra las várices

Un estilo de vida saludable es recomendable para combatir las várices, esto es mediante el ejercicio regular, peso óptimo y evitar el sedentarismo o estar muchas horas de pie.

Se pueden tratar las venas varicosas a través de remedios naturales y en los casos que lo ameritan, con procedimientos quirúrgicos. 

Otras recomendaciones pueden ser:

  • Acostarse y elevar las piernas luego de un largo periodo de estar de pie o sentado
  • Actividad física diariamente
  • Baños de agua fría en las zonas afectadas
  • Usar geles con efecto frío
  • Hidratar la piel
  • Evitar la exposición prolongada al sol
  • Evitar el uso de ropa ajustada, especialmente de la cintura hacia abajo
  • Evitar en la medida de lo posible el uso de zapatos de tacón alto
  • Usar medias de compresión, las de compresión más firmes solo se deben usar bajo prescripción médica
  • Usar cremas que alivian la pesadez y el dolor

Tratamientos médicos para casos más graves

Visitar un médico especialista es lo primero que hacer cuando el problema de várices se agrava. La cirugía de várices es una de las alternativas, pero también se puede recomendar por el médico la inyección de sustancias químicas en las venas o el láser. 

Todos estos tratamientos son ambulatorios, de rápida recuperación. Son para eliminar el problema de várices presente, pero de ningún modo previene la aparición de nuevas várices. Por ello, un cambio en el estilo de vida es el mejor preventivo cuando se ha logrado eliminar las venas varicosas.

0

Among Us: Todo lo que necesitas saber sobre el juego que hace que todo...

Dina 1 month ago
0

¿Por qué puede doler el ombligo?

Dina 1 year ago
0

Vasija China de 2,000 años de antigüedad podría contener el elixir de...

Dina 1 year ago
0

¿Por qué las mujeres suelen tener más frío que los hombres?

El Admin 10 months ago
1

Visitar el parqué, sería una alternativa temporal

Anthony 1 year ago